Viajar con niños

¡Viajar con niños es fácil!

El avión no ha sido nunca el modo de viajar más social. Los viajes en avión han cambiado mucho en los últimos tiempos. Los más beneficiados por el cambio, son esos pasajeros que compran un billete turista y desean un viaje como si fuera un jet privado.

Hoy, disfrutan de la situación ideal. Por 20 euros ya pueden gozar del silencio y tranquilidad. Desde que existen los ipad y otros dispositivos móviles, la vida de esos pasajeros de “espíritu de jet privado” en avión de “gente corriente”, mejoró en confort. Ahora, en vez de oír niños en los aviones;  viajan en silencio porque las pantallas calman las fieras… al menos durante un ratito. Claro, eso en depende que rutas porque en algunos destinos, parece que muchos viajeros adultos aún no saben que existen los auriculares y no parecen ser conscientes que si cada persona escucha música o ve una película o juega a juegos en un avión sin quitar el sonido… el viaje es como un mercado popular en plena hora punta.

Hoy en día es difícil ver a niños que no estén como embebidos por una pantalla en los viajes.

La vida de los padres cambió. Ahora las familias se conectan para desconectarse. Es fácil, rápido y nadie está descontento.

Antes de tener hijos veía la diferencia entre algunos niños que eran capaces de estar sentados leyendo y otros que eran como terremotos. Hoy en un avión todos los niños parecen maravillosos, “no abren el pico”. Los padres lo tenemos muy fácil hoy con llevar una pantalla, ya casi no tenemos ni que preocuparnos ni de alimentarlos, olvidarán el hambre y otras necesidades básicas mientras los dispositivos tengan batería. Así que, viajar, salir, comer y charlar tranquilos es directamente proporcional y duradero a la batería que tenga tu dispositivo y capacidad para almacenar aplicaciones y videos. Hoy parece que si a alguien se le olvida el ipad para entretener a los niños la vida se acaba.

¿Qué tal si comenzamos a pensar que es precioso viajar con nuestros hijos?

¿Por qué no, elegir utilizar los viajes y las vacaciones para crear un vínculo necesario para su desarrollo y al menos, en vacaciones observar a nuestros hijos, maravillarnos ante lo que son y aprovechar a alimentar la relación que muchas veces durante el año, con las rutinas y obligaciones descuidamos?

¿Y si, en vez de “quitárnoslos de encima” y “silenciarlos” con pantallas, para que nosotros podamos tranquilamente  mirar las nuestras, vemos lo maravilloso que es cerrar el facebook, abrir los ojos y para compartir los momentos y poder hacer y vivir experiencias juntos?

El viaje.

Yo concibo el viaje como como aventura,  experiencia compartida,  estimulación de capacidades y  descubrimiento de recursos e imaginación y aprendizaje de la vida.

Respeto: en algunos lugares hay que comportarse de cierto modo para convivir y respetar las libertades de los demás. Algo que creo que cada vez falta más.

Frustración- quiero moverme pero no puedo, me aburro…

Recursos propios: piensa en positivo, siempre hay algo que podemos hacer para mejorar nustra situación, acepta la realidad, tengo espacio restringido, medios restringidos y muchas horas por delante. ¿Qué puedo hacer? Imaginación, creatividad: crea, imagina y entretente. Aburrirse no es malo te ayuda a generar ideas.

Hace tan solo 10 años, cuando viajaba con un bebe, y al año y medio siguiente, cuando nacieron  mis dos niñas gemelas y el mayor tenía aún chupete, no había estos dispositivos. Y muchas familias viajábamos de punta a punta del planeta regularmente y tanto padres como hijos estamos todos vivos y nos hablamos…

El problema no está en los niños. Está en los padres, nosotros nos hemos hecho cómodos.

Tenemos mucho ocio pasivo y muchos, cierta adición a la hiperconexión virtual que nos genera la desconexión de la realidad de lo que no somos conscientes.

Además, tendemos a la justificación para utilizar los dispositivos como entretenimiento de los niños. Voy de vacaciones, ¿cuándo descanso yo? En el día a día corremos y estamos muy ocupados, Es cierto, pero también hay ratos de descanso. Simplemente creo que como padres hemos de plantearnos seriamente algunas cosas de base que implican claramente compromisos y sacrificios a la larga. Hay ratos para descansar, pero también creo que como padres tenemos ciertas responsabilidades. El problema es que implica más esfuerzo y preparación de parte de los padres pero eso serán recursos imprescindibles en la vida.

Hoy estoy orgullosa de decir que mis hijos son grandes viajeros y la verdad, los mejores compañeros de viaje y son capaces de hacer viajes de 8 h sin ningún tipo de dispositivo. Han logrado aprender a viajar, abrir los ojos y tener recursos para enfrentarse otras muchas cosas en su día a día.

Si deseamos que nuestros niños viajen y aprendan del viaje ayudémosles a mirar, dejemos las pantallas, y dediquemos tiempo a mirar a nuestro alrededor, a mostrarles  lo que nos rodea, a hacer que jueguen al aire libre, a leer y a otras aficiones en las que puedan desarrollar otras destrezas y usar su imaginación.

Uso responsable de pantallas.

Yo abogo por un uso responsable de los aparatos electrónicos para niños. Y nada de ipads o teléfonos como método de entretenimiento fácil con juegos, a niños de menos de 6 años como modo de calmarlos y entretenerlos.

A los niños de menos de 2 años no se les recomienda el uso de ninguna pantalla. Los niños menores de 6 años utilicen el Ipad o teléfono si no es para usarlo como DVD portátil. La creación de múltiples juegos de ordenador y apps se basa en técnicas psicológicas cuidadosamente escogidas para que los usuarios tengan adición. Presten atención a los juegos dónde se pude pasar de nivel sin cesar ya que están basados en las teorías psicológicas de que el ser humano tiende a relajarse cuando termina algo, por lo que si los niveles son siempre progresivos, nunca se terminan y nuestra atención y enfoque se concentra en esas tareas no terminadas, de ahí que numerosos juegos nos quiten mucho tiempo y energía de otras cosas. Si nos afecta a los adultos, ¡imaginen a un niño!

La AAP recomienda que se evite el uso de television y otros medios (digitales) de entretenimiento en bebés y niños menores de dos años . El cerebro del niño se desarrolla rápidamente durante estos primeros años, y los niños aprenden mejor de las interacciones con personas, no con pantallas.

La AAP recomienda que los padres establezcan “zonas libres de pantallas” en el hogar

Los niños y adolescentes máximo 1h o 2 y siempre escogiendo los contenidos.

Otros post relacionados son:

Expatriación, adolescencia y redes sociales. Peligro.

Whats up, que paso?

Si quieres más información acerca del uso de pantallas y niños puedes consultar el post del psicólogo Alberto Soler.

http://www.albertosoler.es/los-ninos-y-la-exposicion-a-television-moviles-y-tablets-que-dice-la-ciencia/

La asociación española de pediatría también tiene datos interesantes. http://www.aeped.es

Los niños son impresionantes. Habla con tu hijo ya prenderás de él.

Viajar sin pantallas es posible, ¿qué pantallas usabas tu cuando eras pequeño? ¿Cómo te entretenías? Los padres de hoy, fuimos niños sin pantallas, imaginación, ¡que se note!

Hay muchas opciones que compartiré en el próximo post, ¿Quieres compartir las tuyas?

EXPAT/ñola, mirada de una nómada

info@sos-expat.com 

@MonicaADigon
@SOS_expat

#expatñola  #Viajar #expatriadas #expatsos #mamasviajeras

www.facebook.com/SOSexpat    www.facebook.com/expathealthjournal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *